¿ Cómo funcionó en su primer el año el Centro de Desarrollo de San Ignacio?

San Ignacio se encuentra atravesando su 40° Aniversario, pero ya hace un poco más de uno que cuenta con su propio Centro de Desarrollo deportivo para jugadores del Bloque Juvenil que tengan las condiciones y el tiempo de dar ese plus para crecer deportivamente. En Julio del 2018 dio sus primeros pasos y este 2019 todos los lunes a las 18 hs, jugadores desde la M15 a M17 complementan sus entrenamientos de la semana, PIENSAN en rugby, charlan, analizan y absorben conocimientos para mejorar en lo técnico/deportivo.

En este marco, conversamos con quienes están a la salvaguarda de este Centro, dos históricos del Verde, como es el socio fundador Martín Riego y el Profe Matias Barbini. Ellos no trabajan solos, sino que las actividades también se articulan con el resto de los técnicos del club. Todos para uno, uno para todos, así es el rugby.

Ambos nos cuentan acerca de cómo fue la evaluación del club, sobre que se hizo hincapié, lo que se debe mejorar y lo que vendrá en el 2020. Los leemos!

Acerca de como fue el año, Barbini expresó que «la evaluación del centro es positivo. Todo lo que sea colaborar con el desarrollo y formación de jugadores es buena. El objetivo que nosotros nos propusimos es trabajar la parte técnica con correcciones, con el mejor gesto técnico que se consiga. En ese sentido estamos contentos y cada uno de los entrenamientos notamos que los chicos mejoraban y evolucionaban».

» Entrenamos en el club desde una metodología que es más técnica y profundizamos eso con los chicos que responden y están a la altura. Nosotros hacemos la evaluación CON ELLOS, tienen la posibilidad de expresarse, de opinar acerca del entrenamiento, de conversar y sentir, tener un ida y vuelta que les ayuda a ellos y a nosotros, es un PLUS muy importante».

«Los objetivos técnicos se cumplieron, pero nos quedaron cosas para seguir avanzando, como trabajar por puestos, el scrum, trabajar algunas cuestiones de juego más especificas, como el juego con el pie, pero en esta oportunidad se basó sobre mejorar las destrezas básicas. Trabajamos con todos los jugadores las cinco destrezas básicas agregando el juego aéreo. A su vez, hicimos énfasis sobre la toma de decisiones en determinadas jugadas, por eso lo de pensar, sentir y reflexionar con ellos para pensar juntos.

Por su parte, Martín Riego, comentó que «los desafíos para el año próximo estarían en mejorar el compromiso con la asistencia los lunes y mejorar la comunicación de los entrenamientos del sábado en el club, complementando los lunes en Las Lomas.  Consideramos que es necesario tener un terreno apto para poder trabajar aquellos aspectos que deseamos mejorar, roles por puesto, juego aéreo, con el pie, el scrum, etc.

En la misma linea, explicó que «los resultados del trabajo son pensados a largo plazo y lo más importante es brindar a nuestros jugadores todas las herramientas posibles a nivel individual para que los entrenadores en sus categorías tengan más posibilidades concretas de mejorar el juego, que es lo que más nos importar, mejorar el juego y ser más efectivos», cerró el Padre de los hermanos Riego.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *